jueves, 24 de mayo de 2018

EL FÚTBOL BASE. TODOS FORMAMOS PARTE

EL FÚTBOL BASE. TODOS FORMAMOS PARTE.
Noticia 30-01-2018 de Gesto Deportivo

En las últimas semanas se han publicado en los medios de comunicación escrita varios artículos narrando incidentes antideportivos en contextos deportivos en edad escolar, concretamente en la disciplina de fútbol. Al leer los artículos, me encuentro titulares tales como “castigan a tres años a un técnico por agredir a una árbitra en un partido de alevines” o “un jugador del atlético Marbellí agrede a un árbitro con un puñetazo y su Club le expulsa”. En el deporte, al igual que en el resto de situaciones de la vida cotidiana, las conductas y actitudes de no deportividad o de deportividad no aparecen de repente. Ambas, tienen un origen, un aprendizaje, una trayectoria, una permisividad, para bien (deportividad) o para mal (no deportividad).

Está muy bien sancionar con tres años a un entrenador que agrede a una árbitra, claro que sí. O expulsar a un jugador que agrede a un árbitro, por supuesto. Pero creo que la pregunta que nos debemos hacer es qué hacen los Clubes cuando ese técnico, ese jugador, ese padre/madre, ese directivo, protagonizaron por primera vez incidentes antideportivos, entendidos socialmente de menor calado (protestas, gritos, insultos…). ¿Quizás, cuando se le llamó al árbitro por primera vez, miraron hacia otro lado porque no hubo violencia física?, ¿o quizás no dispusieron de estrategias de sensibilización, de prevención o de intervención para el afrontamiento agresivo y violento en su estado inicial? La verdad es que no lo sé, pero seguro que todo tiene que ver. Sin embargo, lo que está claro es que antes de llegar a las expulsiones, los Clubes deberían realizar un trabajo formativo importante con todos los agentes (coordinadores; entrenadores; padres/madres; jugadores) para que esas expulsiones no lleguen a darse. O que las Federaciones Territoriales propongan recursos formativos a los Clubes deportivos. 

NO ES UN ÉXITO DEL CLUB EXPULSAR A UN JUGADOR O QUE UNA FEDERACIÓN INHABILITE A UN ENTRENADOR POR CONDUCTAS ANTISOCIALES. ES UN FRACASO POR PARTE DE ESOS CLUBES Y FEDERACIONES POR NO HABER ACTUADO ANTES. Pero es sólo una opinión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario